La Guardia Civil intercepta embarcación con 1.413 kilos de marihuana en el Adriático

Un helicóptero del Servicio Aéreo de la Guardia Civil desplegado en el sur de Italia, en el marco de la operación “Tritón” de control fronterizo, ha interceptado en el mar Adriático una embarcación con 1.413 kilos de marihuana en 77 paquetes.

Según informa la Dirección General de la Guardia Civil, tras percatarse la tripulación del helicóptero de la presencia de esta embarcación con estupefaciente que iba con rumbo a la costa italiana, advirtió a las autoridades locales.

Mientras, se coordinaban los medios locales para proceder a su detención dando la posición de la embarcación y realizando una vigilancia discreta y alejados de la embarcación para evitar ser detectados.

A las coordenadas dadas por la dotación del helicóptero de la Guardia Civil se desplazó un helicóptero y tres patrulleras marítimas de la Guardia di Finanza.

Finalmente interceptaron la embarcación incautando los 1.413 kilos de marihuana que transportaba empaquetados en 77 paquetes, y detuvieron a las dos personas que navegaban en la misma y la trasladaron al puerto de Bari. EFE.

Impiden que la agente de la Guardia Civil que se intentó suicidar tras sufrir acoso lesbófobo reciba una condecoración

Recogimos la historia en diciembre: una agente de la Guardia Civil se disparó a sí misma con su arma tras haber denunciado en redes sociales ser víctima de acoso debido a su orientación sexual. Ahora conocemos que la Guardia Civil ha maniobrado para impedir que le fuese concedida una condecoración por su trabajo. 

El intento de suicidio ocurrió poco después de que Vanesa Fraga escribiese en redes sociales dos mensajes altamente significativos: “Mi capitán, ha conseguido lo que quiere” y “Que a los que nos gusta nuestro trabajo intenten hundirnos por su homofobia”.  Fraga residía en la Casa Cuartel de Pontedeume, en Coruña, junto a su madre y su esposa, con la que había contraído matrimonio recientemente. El vicepresidente del colectivo ALAS Coruña, David Fuentes, que llegó a convocar una concentración de protesta el 12 de diciembre, sostuvo entonces que además de los mensajes que Vanesa había dejado personas allegadas a la víctima coincidían en la acusación de homofobia. “A todos esos hijos de…, sinvergüenzas y homófobos que han conseguido que mi hermana llegara a esto decirles también que, aunque son momentos duros y estamos destrozados, las fuerzas que le faltaron a ella me sobran a mí para luchar por mi hermana”, llegó a escribir en Facebook su propia hermana. ALAS criticó también que ciertos medios intentasen centrar la atención en el hecho de que la agente tenía abierto un expediente sancionador, como si ello restase gravedad a la situación de acoso que la víctima podría haber sufrido.

Pues bien, ahora el diario Público ha dado a conocer que la Guardia Civil han maniobrado para que no le sea concedida a Vanesa Fraga un galardón de reconocimiento por su actuación en el accidente que el pasado septiembre tuvo lugar en el rally del Carral, cuando un vehículo se salió del recorrido y arrolló a una veintena de personas. Siete de ellas murieron, pero gracias a la rápida actuación de las fuerzas de seguridad (entre ellas, de la agente Fraga) se evitó que la tragedia fuera aún mayor. Gracias a ello la agente fue distinguida con una mención especial de la Federación Gallega de Automovilismo, tal y como puede verse en el listado oficial de ganadores que fue hecho público. Pero finalmente será el general jefe de la Guardia Civil de la zona (ausente del accidente) el que recibirá una mención.

Según asegura también Público, Vanesa Fraga tampoco será reconocida por la propia Guardia Civil, tal y como el equipo médico del rally de Carras, Team Medical Sport, había pedido a la Comandancia. Y ello pese a que durante la convalecencia de Vanesa en cuidados intensivos tras su intento de suicidio, algunos mandos transmitieron a la familia su intención de hacerlo.

Confiemos en que los hechos que llevaron al intento de suicidio de Vanesa Fraga se aclaren y que se depuren las correspondientes responsabilidades. En ese sentido, actuaciones como las que ahora conocemos no resultan desde luego tranquilizadoras.

 

 

 

 

 

 

Impiden que la agente de la Guardia Civil que se intentó suicidar tras sufrir acoso lesbófobo reciba una condecoración

Tanto el juez como el fiscal del caso de la corrupción policial llevarán pistola

La Dirección General de la Guardia Civil ha autorizado que el juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán, que investigan el caso de la corrupción policial, vayan armados. En un primer momento, la delegación del Gobierno rechazó esta posibilidad por falta de documentación, lo que provocó que Penalva y Subirán se enfrentaran con la delegada del Gobierno, Teresa Palmer.

En las alegaciones de Penalva y Subirán, a las que ha tenido acceso Ultima Hora, con fecha del  10 y 11 de noviembre respectivamente, los dos protagonistas sostenían que estaban amenazados y que temían por su integridad. Penalva indicó que «independientemente del riesgo objetivo que supone mi profesión, y que no debería ser necesario explicar, no ha habido momento ni creo que lo haya en el futuro, donde esté más justificada la renovación de la licencia solicitada, pues desde hace unos meses he asumido la instrucción del popularmente conocido como caso exámenes’ o ‘caso policías’, habiendo acordado el ingreso en prisión de nueve agentes de la Policía Local».

En su alegación, Subirán también explicaba los motivos por los que se sentía amenazado y se mostraba contrariado por el primer informe desfavorable: «Quiero que este escrito sirva de advertencia a todos los que habiendo intervenido en el expediente administrativo han informado de manera desfavorable, a fin de que asuman las responsabilidades personales y no las declinen».

 

 

http://ultimahora.es/sucesos/ultimas/2016/01/29/173421/guardia-civil-autoriza-juez-fiscal-corrupcion-policial-armados.html

La Guardia Civil halla dos cadáveres en el río Tajo a su paso por Toledo

Desde hace varios días se mantiene la búsqueda de dos hombres desaparecidos. A ambos cadáveres se les practicará la autopsia para identificarlos

El Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil encontró en la tarde de este jueves 21 de enero los cadáveres de dos hombres en el río Tajo. El primero, en el barrio de Azucaica. Horas después, hallaban un segundo cuerpo a la altura de la finca Los Lavaderos.

Los dos cadáveres fueron conducidos al Instituto Anatómico Forense de Toledo para practicarles la autopsia e identificarlos. Desde hace varios días se mantiene la búsqueda de dos hombres que han desaparecido en las últimas dos semanas en la ciudad de Toledo.

El primer desaparecido es un hombre de 56 años que desde la madrugada del 7 de enero falta del centro residencial del barrio de Azucaica. El otro desaparecido es un hombre de 52 años que fue visto por última vez en el aparcamiento situado frente al hospital Virgen de la Salud.

 

 

 

 

http://cadenaser.com/emisora/2016/01/22/ser_toledo/1453446383_842663.html

Condenados dos inviduos, uno de ellos guardia civil, por un delito contra la salud pública

La sección en Algeciras de la Audiencia Provincial ha emitido condena por la que sentencia a una pena de cuatro años y nueve meses de prisión a dos individuos por un delito contra la salud pública tras haber sido sorprendidos en posesión de tres fardos con un peso conjunto de 88 kilos de hachís. Uno de los condenados es guardia civil.

Los hechos tienen su origen en el mes de mayo de 2014. El Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) detectó de madrugada una embarcación sospechosa que se acercaba a la costa a gran velocidad, en concreto a la zona de Punta Camarinal, en el término municipal de Algeciras.

La Guardia Civil desplegó el oportuno operativo. La embarcación tomó la dirección del término municipal tarifeño y se concluyó que se dirigía hacia la zona de la playa de Los Alemanes. En este lapso de tiempo los ocupantes de la susodicha embarcación se percataron de la presencia de los agentes del Instituto Armado y arrojaron fardos de hachís al mar, emprendiendo una huida que lograron.

Así las cosas, la Guardia Civil decidió montar un servicio de vigilancia en el área a la espera de que alguien, con posterioridad, optara por regresar para recoger la droga.

Fue dos días después cuando, en el marco del citado operativo, se observó, en la zona de Bolonia, a una embarcación recogiendo fardos del agua. Subió tres a bordo. Tras esta acción se encaminó hacia tierra, descendieron tres personas y colocaron un vehículo quad junto al barco. En él cargaron los bultos, los 88 kilos de hachís.

Los agentes procedieron a la detención y lograron arrestar a dos de los individuos, los ahora condenados, el dueño de la embarcación y el guardia civil. El tercero consiguió darse a la fuga.

 

 

http://www.europasur.es/article/algeciras/2200606/condenados/dos/inviduos/uno/ellos/guardia/civil/por/delito/contra/la/salud/publica.html