El Director General asiste al Congreso Nacional de la Asociación Unión de Guardias Civiles

El Director General de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha asistido en Hoznayo (Cantabria) al Congreso Nacional de la Asociación Profesional Unión de Guardias civiles, así como al emotivo acto homenaje a los fallecidos víctimas del terrorismo.

El Director General ha comenzado sus palabras agradeciendo a la asociación Unión de Guardias Civiles su invitación para asistir a este congreso y su trabajo durante estos cuatro años, tanto como guardias civiles como en su faceta asociativa, en la que siempre han sido constructivos en sus propuestas y debates.

Fernández de Mesa ha realizado una intervención en la que ha repasado lo que se ha conseguido, así como  la tarea que queda aún por delante, que, como ha dicho, no será labor de un día ni de cuatro años, sino que es una transformación permanente, que como toda obra humana, no es perfecta, pero en la que hay que seguir construyendo cada día.

El Director General ha sido recibido por la Junta Directiva de la Asociación a las 10.30 horas de la mañana, adelantándose en dos horas a la inauguración prevista, para dirigirse a los asistentes, y hablar de la situación del Cuerpo y de lo logrado en estos últimos años, con la cercanía y confianza que proporciona una reunión exclusivamente de profesionales.

Tras fotografiarse con todos los asistentes, el Director General regresó a Madrid.

 

http://www.guardiacivil.es/es/institucional/actividadesInstitucionales/actos/2015_09_29.html

Revilla apoya la reivindicación de UniónGC de aumentar el número de efectivos

Hoznayo, 30 sep (EFE).- El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha mostrado hoy su apoyo a la reivindicación de la asociación Unión de Guardias Civiles (UniónGC), que ha celebrado en Hoznayo su tercer congreso en torno a la necesidad de incorporar más efectivos al cuerpo.

Revilla, que ha intervenido este miércoles en la clausura de este encuentro, ha trasladado, además, el cariño y la consideración de los cántabros a la Guardia Civil, cuerpo por el que ha afirmado sentir una “admiración” y “cariño especial” desde su infancia en Polaciones, su localidad natal.

Es por lo que ha asegurado que “siempre” acude, “por devoción”, a todos los eventos que tienen que ver con el Instituto Armado, ha informado el Gobierno en un comunicado.

El presidente regional ha resaltado que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en general, y la Guardia Civil, en particular, gozan del reconocimiento del conjunto de la sociedad española, lo que tiene que ser para ellos un motivo de “orgullo” y un “aliciente” para continuar desempeñando su labor.

También ha destacado su contribución a que el país sea, actualmente, uno de los más seguros del mundo y, en este sentido, ha apoyado las reivindicaciones “razonables” que desde UniónGC han planteado, de cara a mejorar el funcionamiento del cuerpo y, concretamente, a la necesidad de incorporar más efectivos.

Además, Miguel Ángel Revilla ha agradecido la elección de Cantabria como sede del congreso anual de esta asociación de guardias civiles, la segunda más representativa a nivel nacional dentro del cuerpo y que agrupa a más de 6.000 agentes en España, 400 en Cantabria.

Revilla ha estado acompañado en el acto de clausura por el secretario general de UniónGC, Ramón Rodríguez Prendes; su homólogo en Cantabria, Javier Nodal; y el secretario de Administración, José Varona, entre otros.

En el congreso celebrado en Hoznayo, el primero que se organiza en la región, se ha elegido a la nueva ejecutiva de la asociación, que se amplía a 14 miembros, de diez que tenía antes, y que volverá a encabezar Ramón Rodríguez Prendes, como secretario general al no haberse presentado más que una candidatura.

Además, se han abordado las necesidades para mejorar el servicio que presta la Guardia Civil a los ciudadanos, que pasan, según aseguraba ayer Rodríguez Prendes, por la incorporación al cuerpo de 9.000 efectivos para recuperar los niveles de hace seis años.

 

 

http://www.eldiariomontanes.es/agencias/cantabria/201509/30/revilla-apoya-reivindicacion-uniongc-497053.html

Desobediencia y ruptura total e inmediata

Independencia total; rechazo a formar parte de la UE, la OTAN, el euro y el Euroejército; defensores de «luchas justas» como las de Venezuela, Cuba, Palestina, Kurdistán o Euskal Herría; «alimentación sana para todos»; creación de una República feminista… La Candidatura de Unidad Popular, la CUP, ha tenido durante los últimos meses, a tenor de los sondeos, la llave para aupar al Gobierno a sus colegas independetistas de Juntos por el Sí. Pero sus diferencias y la negativa a apoyar a Artur Mas y su lista han llevado a esta formación de extrema izquierda, asamblearia y nacionalista a sentirse con más poder en las que son sus segundas elecciones al Parlamento catalán. Mucho más radicales que la lista de Raül Romeva, han abogado en todo momento por «romper con la legalidad» y declarar la independencia inmediatamente, sin diálogos ni negociaciones con el Ejecutivo central. Un partido que basa su modus operandi en la desobediencia.

Al frente de estas siglas, Antonio Baños, periodista especializado en asuntos económicos, escritor, cantante de un grupo de punk, activista antisistema y miembro de la asociación independentista de castellanohablantes «Súmate».

En cuanto a su programa, ya partían de la base de que «estas elecciones no son unas elecciones cualquiera. No se escogerá un Gobierno autonómico, sino que se decidirá si el pueblo de Cataluña quiere la independencia».

Independencia «total»

Nada de negociaciones ni diálogo con el Ejecutivo central. Proponen una ruptura inmediata con estados español y francés a través para crear una República Catalana que abarque el conjunto del territorio nacional, de Fraga (Huesca) a Mahón (Baleares) y de Salses (Francia) a Guardamar (Alicante). Y, para ello, prometen una «desconexión con las leyes de la Constitución española de 1978 y del régimen monárquico heredero del franquismo».

Ni UE ni OTAN ni Ejército

Al contrario que Juntos por el sí, la CUP rechaza tajantemente formar parte de la Unión Europea, el Euro, la OTAN y el Euroejército. Según su programa, «no reconocemos la actual Unión Europea, que sólo sirve para garantizar los privilegios del capital y que no representa los intereses de las clases populares europeas», por lo que únicamente mantendrán relaciones con «pueblos libres».

Expulsión de la Policía y la Guardia Civil

La CUP promete trabajar para conseguir la expulsión de la Guardia Civil y la Policía de Cataluña, a quienes acusan de la «represión» que sufren.

Prisión sólo para casos «extremos»

Plantean un nuevo modelo penal en el que la privación de libertad debe ser sólo una excepción en casos extremos. Según esta formación, «la inmensa mayoría» de los delitos por los que se cumplen penas de prisión en España en la actualidad están provocados por la pobreza o las enfermedades mentales.

Venezuela o Euskal Herria: «luchas justas»

Lo dejan claro: «Trabajaremos para fortalecer la cooperación con aquellos pueblos que luchan por su dignidad e independencia», haciendo hincapié en las «luchas justas» que serán prioritarias en su «solidaridad internacionalista», como las de Venezuela, Cuba, Colombia, Bolivia, Sahara, Palestina, Kurdistán o Euskal Herria.

Empleo: 30 horas y un año sabático pagado

En lo que a empleo se refiere, desde la CUP abogan por el «rechazo, el boicot y la promoción de la desobediencia institucional a las reformas laborales ya la legislación española que precariza el trabajo». Por ello, apuntan que la lucha por la independencia «es también la lucha por el derecho a decidir nuestras condiciones de trabajo», entre las que destacan la reducción de la jornada laboral hasta las 30 horas o un «año sabático voluntario y pagado» cada 10 años trabajados y con el derecho a conservar el puesto.

Feminismo, ecologismo, radicalidad democrática..

Desde aborto libre y gratuito o políticas feministas a una «alimentación sana para todos» basada en la agricultura ecológica. Abogan por la «radicalidad democrática» contra la corrupción.

Memoria Histórica

Exigen la derogación de la Ley de amnistía de 1977 para «perseguir y juzgar a aquellas personas que participaron de una forma u otra en la comisión de crímenes contra la humanidad y así poder reescribir la historia».

la historia

Fernández: el mediático provocador

Desde que David Fernández llegó al Parlamento catalán en 2012 no ha pasado desapercibido por sus actuaciones cargadas de polémica. Ahora, como marcan las reglas de su partido, él ya no es el candidato, pero en todo este tiempo ha marcado y explicado cuáles son las líneas de su formación y ha dejado momentos muy criticados. Fue él quien amenazó al ex ministro de Economía y ex presidente de Bankia Rodrigo Rato con una sandalia durante una comisión de investigación. Pese a tratarse de un cargo público en una Cámara autonómica, no dudó en despedirse de él con un «Hasta pronto gangster. Fuera la mafia». También es conocida su buena relación con los abertzales y se le ha visto apoyando e incluso mostró su apoyo a Bildu en su intención de crear un Estado vasco. De hecho, siempre ha defendido al etarra Arnaldo Otegi.

http://www.larazon.es/elecciones-catalanas/desobediencia-y-ruptura-total-e-inmediata-AL10829966

Militares españoles y efectivos de la Guardia Civil en los VI Juegos Militares Mundiales

Un total de 76 hombres y 23 mujeres componen la delegación que representará a España en los próximos Juegos Mundiales Militares, el acontecimiento deportivo con mayor número de participantes tras los Juegos Olímpicos, cuya VI edición se va a celebrar del 2 al 11 de octubre en ocho ciudades de la provincia de Gyeongsangbuk-do, en Corea del Sur. Organizados por el Comité Internacional del Deporte Militar (CISM), concurrirán en esta ocasión 8.700 atletas de 110 países, entre los que se encuentran campeones deportivos de talla mundial.

La representación española participará en 13 disciplinas, algunas específicamente militares como Pentatlón Militar, Pentatlón Naval y Pentatlón Aeronáutico, Paracaidismo y Orientación, y otras de deportes organizados en federaciones internacionales como Vela, Atletismo (incluyendo Maratón), Tiro (arma larga, arma corta y foso olímpico), Triatlón, Judo, Esgrima y Golf. En las competiciones de Baloncesto, Balonmano, Fútbol, Tiro con Arco, Natación, Taekwondo, Pentatlón moderno, Boxeo, Ciclismo, Voleibol y Lucha, once en total, no habrá representación española.El organizador de la participación de los militares españoles en los juegos es el Consejo Superior de Educación Física y Deportes de las FAS (CSEFDFAS), que ha seleccionado a los atletas de los tres ejércitos y de la Guardia Civil que van a tomar parte en las competiciones. La delegación española llegará a Corea el 30 de septiembre y se alojará en tres de las ciudades en las que se desarrollarán los Juegos, concretamente en las de Goesan (donde residirán los equipos de Atletismo, Judo, Pentatlón Aeronáutico y Orientación), Mungyeong (equipo de Golf) y Yeongcheon (el resto de los equipos), en villas ‘olímpicas’ montadas por el Ministerio de Defensa Nacional de la República de Corea.

Aunque sus antecedentes se remontan a 1919, al fin de la Primera Guerra Mundial, el Consejo Internacional del Deporte Militar (CISM) se fundó el 18 de Febrero de 1948 para organizar competiciones deportivas multidisciplinares y de distintos niveles entre miembros de las Fuerzas Armadas de sus 134 países miembros con la finalidad de reunir al personal militar para una competencia pacífica y no en otro tipo de circunstancias y contribuir así, mediante la convivencia personal en los terrenos deportivos, a la paz en el mundo. Así lo recoge el lema del CISM, que es “A la amistad por el deporte”.

 

 

 

http://www.defensa.com/index.php?option=com_content&view=article&id=16618:militares-espanoles-y-efectivos-de-la-guardia-civil-en-los-vi-juegos-militares-mundiales&catid=54:espana&Itemid=162

Las mil adversidades de los agentes para descabezar ETA

Más de 16 horas seguidas en un apostadero, en medio de una batida de caza

Fue a principios de junio cuando los agentes de la Guardia Civil constataron que tenían a tiro a Iratxe Sorzábal, «Ezpela», aunque aún no la habían llegado a visualizar. Todas las pistas recabadas confluían en ella. Era cuestión de tiempo, porque tarde o temprano acabaría reuniéndose con la otra pieza del «aparato político», David Pla, «Mintzo», y llegaría el ansiado momento de cazar al completo al «aparato político» de ETA. Las ocho líneas de investigación abiertas, con sus altibajos, empezaban a dar frutos. Así que hace cuatro meses, cuando el optimismo estaba más que justificado, se decidió poner nombre a cinco años de investigación: operación Pardines.

Un lustro da para mucho. Momentos de optimismo, y también de desmoralización. Pero tentación de arrojar la toalla, «nunca». Ha sido un operativo complicado, en el que ha habido que someter a vigilancia a una treintena de individuos. Cifra que había que multiplicar por las personas que integraban el entorno de cada una de ellas. Luego se comprobó que no todos los investigados tenían vinculación con ETA. El dispositivo ha abarcado numerosas localidades francesas, todas ellas en el sur. Sorzábal se ha movido en esta amplia demarcación, al menos desde el momento en que se tuvieron controlados sus rastros. La operación también se extendió al País Vasco.

La captura de Iratxe Sorzábal y David Pla, a quienes precisamente ayer la Fiscalía de París acusó de dirigir la banda terrorista ETA, se había convertido, casi, en una obsesión. Desde luego, en un «objetivo prioritario». Ambos habían sido detenidos tiempo atrás por la Guardia Civil y ambos aprovecharon su puesta en libertad por una más que cuestionable decisión judicial para huir e incorporarse a la dirección de ETA. En el Instituto Armado «dolió» que dos etarras que ya habían quedado a disposición de la Justicia, al final, se colocaran al frente de la banda. Sus agentes tenían una «espina clavada» y la captura de «Ezpla» y «Mintzo» se había convertido en «una asignatura pendiente».

«Actuación coral»

Horas y horas examinando documentos en clave; interpretando información aportada por fuentes diversas; vigilando movimientos sospechosos… No solo ha participado la Jefatura de Información, sino también otros Servicios del Instituto Armado. «Ha sido una actuación coral de toda la Guardia Civil», dicen, orgullosos, en el Cuerpo.

Las ocho operaciones abiertas en estos cinco años encaminadas a capturar a «Ezpela» y «Mintzo» acababan, a menudo, chocando contra un muro. La línea seguida no llevaba a nada y había que retroceder. Se abrían entonces otras vías. Pero al final de las ocho se recababan datos, se recuperaban indicios que habían permanecido durmientes, y que a la postre han sido claves.

«La gente ha estado muy enchufada, muy motivada». Solo así alguien puede soportar más de 16 horas, inmóvil, en un apostadero, pendiente de una cita, de cuya celebración existen indicios, pero que, en muchas ocasiones, al final no se produce. Porque se ha llegado tarde; simplemente, porque los terroristas cambiaron de parecer en el último momento o, incluso, porque la pista era falsa. Y vuelta a repetir, en el mismo lugar, o en otro. Vigilancias, bajo un fuerte aguacero, o tórridas temperaturas. Fue necesaria mucha movilidad. A veces se situaba una vigilancia aguardando a alguien que no aparecía y, de inmediato, surgían informaciones que hacían conveniente montar otro dispositivo, de inmediato, a 150 kilómetros. Era preciso convencer a los mandos para que lo autorizaran. Estos continuos desplazamientos, de un punto a otro de la geografía francesa, contrarreloj, provocaron que los agentes sufrieran varios accidentes de tráfico, aunque afortunadamente no hubo que lamentar daños personales.

En operativos de estas características siempre se tienen en cuenta los riesgos inherentes: se vigila a individuos que van armados; en un ambiente a veces hostil en el que no faltan los cómplices de los terroristas, camuflados entre la población, que alertan ante la sospecha de una posible presencia policial… Sin embargo, no está, entre las previsiones, que a uno de los guardias apostado para hacer una vigilancia se le acerque, a escasos centímetros, un jabalí. Como ocurrió en uno de los dispositivos montados. Pasó miedo, pánico, pero no se movió porque podría echar al traste la operación.

Otros compañeros, mientras permanecían en sus apostaderos, se vieron envueltos en una batida de caza. Tampoco pudieron advertir de su presencia, tentando hasta el extremo la suerte. Momentos también de tensión los que soportaron otros integrantes del dispositivo cuando alguien, no necesariamente objetivo de la investigación, salió de su casa porque había escuchado un ruido extraño, con linterna en mano, buscando el origen de su sobresalto.

Ha habido ocasiones en las que los guardias civiles permanecían ocultos, vigilando cualquier movimiento sospechoso, cuando se acercó un pastor necesitado y orinó justo sobre el apostadero. No tuvo mejor suerte otro de sus compañeros. Vigilaba en su puesto cuando pasó a centímetros un rebaño de ovejas llenas de pulgas. Al agente lo acribillaron a picotazos, pero también permaneció fijo como una estatua soportando el dolor.

La operación Pardines abarcó numerosas localidades del sur de Francia, donde los diferentes cuerpos policiales están muy sensibilizados por la presencia de etarras. Incluso esto se volvió en el curso de las investigaciones en contra de los guardias civiles. Varios de ellos infundieron sospechas a patrullas de la Gendarmería que les solicitaron su identificación. Al mostrarles los carnés que les acreditaban como guardias civiles fueron trasladados a comisaría para comprobar su autenticidad. Resulta que a muchos de los etarras detenidos en territoio francés se les incautan placas falsificadas del Instituto Armado o de la Policía Nacional. Al final, el malentendido se solventaba con la presencia de algún mando del operativo en las dependencias policiales. Contratiempos que, sin embargo, demuestran que incluso los policías locales de Francia se han tomado como asunto propio la lucha contra ETA. Qué lejos queda el «santuario francés».

Pese al creciente uso de internet y de las tecnologías más avanzadas por parte de ETA, los terroristas, como se pudo comprobar a lo largo de la operación Pardines, siguen acudiendo físicamente a citas para intercambiarse mensajes. Y en los lugares más variopintos: cementerios, frontones, iglesias, centros comerciales. Los terroristas adoptan numerosas medidas de seguridad. En la Guardia Civil, después de tantos años combatiéndola desde la vanguardia, se ha llegado a la conclusión de que ETA es una organización «perfecta» en cuando a medidas de seguridad. «Cometen pocos errores y tenemos que aprovecharlos». Y lo aprovecharon cuando pocos días antes supieron que la ya controlada Iratxe Sorzábal se iba a reunir en la casa rural de Saint Étienne con David Pla. «Ellos han ido perfeccionando sus medidas y eso nos ha obligado a superarnos y nos ha hecho a nosotros ser mejores». La presencia en la cita de Ramón Sagarzazu sí fue una sorpresa. Y agradable.

http://www.abc.es/espana/20150928/abci-adversidades-policia-detener-etarras-201509271741.html