Multitud de manifestaciones en toda España en apoyo de la Guardia Civil y Policía Nacional.

Miles personas se manifestaron ayer frente distintos cuarteles de la Guardia Civil y comisarías del Cuerpo Nacional de Policía por toda España. Destacan las 5000 personas desplazadas a la Comandancia de la Guardia Civil de la avenida de César Augusto, en Zaragoza, en apoyo a los agentes desplazados en Cataluña por el referéndum ilegal. Lo hicieron respondiendo a la convocatoria que se hizo a través las redes sociales por la mañana.

Provistos de banderas de España de todos los tamaños, se escucharon jotas reivindicativas y gritos de ‘gracias’ y ‘valientes’.

Alrededor de 5.000 personas se han concentrado frente al cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza en apoyo a los miembros del cuerpo.

Al improvisado acto asistieron varios agentes de la Unidad de Prevención y Reacción de la Policía en Madrid, hasta ayer desplazados en Pineda de Mar. “Nos han sacado para formar parte del operativo de las fiestas del Pilar. Hemos aguantado por la gente. Muchos ciudadanos tenían miedo a mostrarnos su apoyo. Llevábamos desde el sábado encerrados en el hotel”, reconocía Guillermo Lozoya, uno de ellos.

“Ha sido horrible, jamás había vivido nada igual”, añadía otro. Los hubo, que, a hombros de sus compañeros, quisieron dar las gracias a los asistentes, que los despidieron con besos y vivas.

Alrededor de 5.000 personas se han concentrado frente al cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza en apoyo a los miembros del cuerpo.

Entre los presentes, la opinión era unánime. “He venido porque soy español, para defender la Constitución y para apoyar a las fuerzas del Estado”, aseguraba uno de los manifestantes.

Otras acudieron vestidas de baturras. “Venimos de cantar en una residencia de ancianos. Estamos aquí para apoyar a la Guardia Civil. Este tema me da mucha rabia, he discutido hasta con la familia que tengo allí”, afirmó una. A su lado, otra, propietaria de un apartamento en Calafell, aseguró que lo venderá “seguro”. “Me iré a Castellón”, decía.

A la convocatoria asistieron numerosos militares y guardias civiles. “He venido para apoyar a mis compañeros que están fuera de sus destinos y lejos de sus familias. En los últimos días han llegado a hacerles escraches en los cuarteles”, apuntaba Jesús, un agente de la Benemérita. “Nosotras estamos aquí porque es una injusticia. Cataluña no valora el trabajo que están realizando los agentes”, opinaban dos militares. También había familias como la de Ángel Luis, que fue con su hijo. “Es una deshonra. No nos merecemos estos políticos”, afirmaba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Demuestra que eres humano! * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.