La Guardia Civil acusa a un coronel de cobrar mordidas de los narcos

El alto mando, ahora suspendido, recibió supuestamente dinero para introducir hachís en Granada

 

La Guardia Civil afronta en Granada un caso que socava la moral de cualquier cuerpo policial. El coronel Francisco García Santaella está acusado por la unidad de policía judicial que él dirigió de recibir 480.000 euros de una organización criminal que introducía hachís a través de la costa granadina. Su misión, presuntamente, era “organizar, planificar, dirigir y asegurar” la introducción de alijos desde Marruecos a cambio de mordidas, según los investigadores. Durante una operación antidroga, dos narcotraficantes mencionaron en sus conversaciones telefónicas intervenidas los pagos al “padre”. Cuando hace un año fueron detenidos, identificaron ese nombre en clave con el coronel ante el pasmo de los agentes. Uno de los narcos incluso desveló que había pagado una mordida en el despacho de la Comandancia.

Ante las sospechas, la Dirección General del Instituto Armado destituyó el pasado abril al coronel, destinado en la Subdirección General de Personal en Madrid, “por pérdida de confianza”. Poco antes, García Santaella había realizado el curso de ascenso a general, igual que otro grupo de oficiales del mismo rango. Durante su estancia en Granada ya había llamado la atención el alto nivel de vida que llevaba, según fuentes del Instituto Armado.

La pasada primavera, la cúpula de la Guardia Civil conocía que el coronel está imputado por cohecho, asociación ilícita, revelación de secretos y un delito contra la salud pública en la investigación que dirige la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Granada. Esta semana la magistrada ha levantado el secreto del sumario, que acumula cuatro imputados, y en el que el informe clave detalla cómo dos de los delincuentes traicionan a su antiguo supuesto colaborador. “El comandante participó en la introducción de, al menos, tres alijos de droga”, cada uno con una mordida de 120.000 euros más otros 120.000 por entrega de fardos de hachís, denuncia el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil en Granada. Los hechos sucedieron supuestamente en 2005 y 2006, cuando García Santaella era comandante en esta ciudad andaluza.

El coronel incluso cogió y sacó fardos de hachís de la playa para entregárselos a los colaboradores “para que los vendieran y repartir el dinero”, señala la investigación. “Santaella aprovechaba su condición de mando para entrar el primero en la playa y centrarse en el aseguramiento de la droga, lo que le permitía coger fardos impunemente o hacer que miembros de la Guardia Civil los cogieran y los entregaran, creyendo que eran para ser trasladados a dependencias oficiales”. Diversos guardias han declarado que el comandante era siempre el primero en entrar en las playas.

Los investigadores tildan al alto mando, tercero en el escalafón del Instituto Armado en Granada, de “titiritero que movía los hilos de la Comandancia en aquel entonces, siendo todas las unidades y especialidades de Guardia Civil marionetas en sus manos”. García Santaella daba “órdenes secretas individuales” para no despertar sospechas, pero que hoy “encajan en un puzle delictivo de proporciones colosales, haciéndolo en beneficio de organizaciones criminales dedicadas al tráfico internacional de hachís mediante embarcaciones de alta velocidad desde Marruecos a las costas granadinas”, según los agentes.

 

 

 

http://politica.elpais.com/politica/2015/09/19/actualidad/1442687363_113795.html

Infiltración de Podemos en la Guardia Civil

El 14 de noviembre se celebrará en Madrid la llamada “marea de tricornios”, una manifestación convocada por la Asociación Unificada de la Guardia Civil, con mayoría en el Consejo de la Benemérita. El motivo de la concentración es la “defensa de los derechos laborales” y la exigencia de tener el mismo tratamiento que la Policía Nacional en sueldo y jornadas de trabajo.

La Dirección General de la Guardia Civil y el resto de asociaciones ven en la manifestación otros objetivos. Además, consideran que la empezó a gestarse hace algunos meses y por razones muy diferentes a las que ahora se han hecho públicas.

Según le cuentan a El Chivato, en la cúpula del Cuerpo y en el resto de asociaciones se da por hecho que la “marea de tricornios” es la respuesta a la apertura de expedientes a delegados de la  AUGC que se ausentaron del Consejo de la Guardia Civil celebrado el pasado 25 de junio: “Ellos están en comisión de servicio precisamente para acudir a esas reuniones y, si no van, se les sanciona”.

El resto de asociaciones con representación en el Consejo se ofrecieron a mediar con el director general, Arsenio Fernández de Mesa, pero recibieron una respuesta negativa. Ahora, pasados dos meses de ese suceso, es la AUGC la que se pone en contacto con ellas para que acudan a la manifestación de noviembre.

Sin embargo, ninguna otra se va a sumar a la “marea de tricornios”. Consideran que “no tiene sentido protestar en noviembre contra nuestras jornadas y turnos de trabajo cuando en octubre nos reunimos con el director para tratar ese asunto”. “No queremos entrar en un juego que tiene fines políticos”, añaden.

En ese sentido, tanto las asociaciones como la dirección general apuntan a Podemos como el partido que está detrás de la manifestación: “Va a ser su primer acto de campaña, y en él estarán representantes del equipo de Pablo Iglesias”.

Con esa afirmación se refieren a José Antonio Delgado, portavoz de AUGC y que es miembro de la lista que presentó Iglesias a las primarias del partido para formar candidatura para las generales: “Ya está haciendo política. La dirección quiere expedientarle por ello y su reacción, y la de la asociación, ha sido montar la marea de tricornios”.

 

 

 

 

http://www.elconfidencialdigital.com/muy_confidencial/el_chivato/infiltracion-Podemos-Guardia-Civil_0_2565943398.html

Gibraltar dice que la Guardia Civil fue “irresponsable” en el incidente

El Gobierno de Gibraltar, en relación al incidente ocurrido el pasado viernes entre barcos gibraltareños y la Guardia Civil, aseguró ayer mediante un comunicado que fue una actitud “peligrosa e irresponsable” por parte de las fuerzas de seguridad española.

“Fue también un serio desafío a la soberanía británica. En las últimas semanas helicópteros españoles han sobrevolado tierra gibraltareña, se han producido disparos por parte de oficiales del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) y ahora embarcaciones de recreo han sido acosadas e impactadas por una embarcación de la Guardia Civil”, señala el gobierno gibraltareño en su comunicado.

Asimismo, sugiere que la situación en la mar causada por las incursiones ilegales de los buques del Estado español es cada vez peor, al contrario de las seguridades dadas por Madrid antes de la visita del primer ministro británico.

El ministro principal, Fabian Picardo, y el viceministro principal, Joseph García, también se reunieron con uno de los pescadores gibraltareños que estaban a bordo de la embarcación de recreo y con miembros de la familia de la otra embarcación. “Todos son, sin duda, ciudadanos respetuosos con la ley”, aseguran las autoridades gibraltareñas.

Por último, el gobierno “elogia la respuesta rápida de la Royal Police y del Servicio de Aduanas”, concluyen.

 

 

 

 

http://www.europasur.es/article/gibraltar/2112422/gibraltar/dice/la/guardia/civil/fue/irresponsable/incidente.html

Un activista encadenado en Tordesillas denuncia a la Guardia Civil de intento de asesinato por no haberlo desalojado

«El toro me ha pasado al lado. Sabían perfectamente que estaba atado y han salido corriendo», denuncia el murcianno Adrián Sánchez

De entre la multitud de activistas que ayer se acercaron hasta Tordesillas para protestar por la celebración de El Toro de la Vega, destacó la presencia de Adrián Sánchez. Este murciano encadenó su cuello a una señal de tráfico que estaba en medio del recorrido por el que transitaría el toro Rompesuelas y lanzó la única llave que lo abría a las profundidades del río Duero. Así pretendía la paralización de este torneo medieval en el que cientos de muchachos con lanzas afiladas persiguen a un toro hasta darle muerte. Pero los responsables de la seguridad del evento entendieron que tanto Adrián como el resto de activistas estaban allí por su propia iniciativa, conscientes de a lo que se exponían, y dieron el visto bueno a que se soltase al animal.

Muchos activistas animalistas denunciaron que las fuerzas del orden no los habían desalojado. Una de las voces más críticas fue la del propio Adrián, quien juzgó con dureza la actuación pasiva de la Guardia Civil, llegando a acusarlos de intento de asesinato. «El toro me ha pasado al lado. Sabían perfectamente que estaba atado y han salido corriendo cuando lo han visto. Han soltado al toro conmigo atado. Es un intento de asesinato», recogieron las cámaras de Telecinco.

Una vez muerto el toro, el activista fue liberado por los bomberos, aclamado como un héroe por el resto de los activistas allí concentrados y silbado por los defensores del torneo.

Adrián, ataviado con una camiseta con la bandera de España y un toro estampados en el pecho para no levantar sospechas entre los vecinos, consiguió acceder hasta ese punto del circuito tras haberse ganado la confianza de los vecinos, plantándose en la localidad vallisoletana bañada por el Duero un par de días antes del torneo, vendiéndose como un mozo dispuesto a alancear a Rompesuelas y llegando a fotografiarse con el alcalde de Tordesillas.

 

 

 

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2015/09/16/activista-encadenado-tordesillas-denuncia-guardia-civil-intento-asesinato-haberlo-desalojado/00031442396492123805828.htm

Un guardia civil lesionado tras un choque con una embarcación de la Policía de Gibraltar

Nuevo incidente en aguas en torno al Peñón, con versiones diferentes de España y Gibraltar

Un guardia civil resultó con lesiones leves el pasado viernes, cuando una embarcación de la Policía de Gibraltar golpeó el costado de la lancha en la que la Benemérita perseguía a un barco con bandera gibraltareña al que había detectado haciendo faenas de pesca ilegal, según indicaron fuentes diplomáticas españolas a ABC.

Según esas fuentes, el incidente se produjo cuando la Guardia Civil, que realizaba sus labores rutinarias de vigilancia, vio al citado barco pescando atún rojo en aguas cerca de Gibraltar, en una zona en la que está prohibido. Al tratar de interceptarlo, el barco emprendió la huida en dirección al Peñón, momento en que aparecieron varias embarcaciones de la Policía gibraltareña, que obstaculizaron la operación.

En esa huida –aseguraron las citadas fuentes- una de las embarcaciones de la Policía de Gibraltar golpeó en el costado a la lancha de la Guardia Civil, lo que provocó que uno de los agentes sufriera lesiones de carácter leve. Mientras, el barco consiguió escapar.

Esta versión difiere sensiblemente de la difundida en un comunicado por el Gobierno de Gibraltar, que asegura que, según los informes de que dispone, «dos agentes de la guardia civil golpearon con una lancha semirrígida (RHIB) dos embarcaciones de recreo gibraltareñas». Añade que «la Guardia Civil embistió de nuevo las embarcaciones incluso cuando un agente de la Policía Real de Gibraltar (Royal Gibraltar Police) y un agente de las Aduanas gibraltareñas se encontraban a bordo de sendas embarcaciones».

El comunicado subraya que el incidente se produjo en lo que califica de «aguas territoriales británicas de Gibraltar», es decir las que rodean el Peñón y que España no reconoce como tales.

Los incidentes de este tipo entre embarcaciones oficiales españolas y británicas son muy frecuentes en esas aguas, ya que España considera que son de su soberanía y puede actuar en ellas, mientras Gibraltar califica de incursión cada vez que un barco español entra en las mismas.

Sólo un día antes, el jueves pasado, según las fuentes españolas, la Policía gibraltareña impidió la detención por el Servicio de Vigilancia Aduanera de dos embarcaciones sospechosas de estar realizando contrabando de tabaco, al interponerse en su persecución.

http://www.abc.es/espana/20150914/abci-guardia-civil-lesionado-201509142109.html