La Guardia Civil halla dos cadáveres en el río Tajo a su paso por Toledo

Desde hace varios días se mantiene la búsqueda de dos hombres desaparecidos. A ambos cadáveres se les practicará la autopsia para identificarlos

El Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil encontró en la tarde de este jueves 21 de enero los cadáveres de dos hombres en el río Tajo. El primero, en el barrio de Azucaica. Horas después, hallaban un segundo cuerpo a la altura de la finca Los Lavaderos.

Los dos cadáveres fueron conducidos al Instituto Anatómico Forense de Toledo para practicarles la autopsia e identificarlos. Desde hace varios días se mantiene la búsqueda de dos hombres que han desaparecido en las últimas dos semanas en la ciudad de Toledo.

El primer desaparecido es un hombre de 56 años que desde la madrugada del 7 de enero falta del centro residencial del barrio de Azucaica. El otro desaparecido es un hombre de 52 años que fue visto por última vez en el aparcamiento situado frente al hospital Virgen de la Salud.

 

 

 

 

http://cadenaser.com/emisora/2016/01/22/ser_toledo/1453446383_842663.html

Condenados dos inviduos, uno de ellos guardia civil, por un delito contra la salud pública

La sección en Algeciras de la Audiencia Provincial ha emitido condena por la que sentencia a una pena de cuatro años y nueve meses de prisión a dos individuos por un delito contra la salud pública tras haber sido sorprendidos en posesión de tres fardos con un peso conjunto de 88 kilos de hachís. Uno de los condenados es guardia civil.

Los hechos tienen su origen en el mes de mayo de 2014. El Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) detectó de madrugada una embarcación sospechosa que se acercaba a la costa a gran velocidad, en concreto a la zona de Punta Camarinal, en el término municipal de Algeciras.

La Guardia Civil desplegó el oportuno operativo. La embarcación tomó la dirección del término municipal tarifeño y se concluyó que se dirigía hacia la zona de la playa de Los Alemanes. En este lapso de tiempo los ocupantes de la susodicha embarcación se percataron de la presencia de los agentes del Instituto Armado y arrojaron fardos de hachís al mar, emprendiendo una huida que lograron.

Así las cosas, la Guardia Civil decidió montar un servicio de vigilancia en el área a la espera de que alguien, con posterioridad, optara por regresar para recoger la droga.

Fue dos días después cuando, en el marco del citado operativo, se observó, en la zona de Bolonia, a una embarcación recogiendo fardos del agua. Subió tres a bordo. Tras esta acción se encaminó hacia tierra, descendieron tres personas y colocaron un vehículo quad junto al barco. En él cargaron los bultos, los 88 kilos de hachís.

Los agentes procedieron a la detención y lograron arrestar a dos de los individuos, los ahora condenados, el dueño de la embarcación y el guardia civil. El tercero consiguió darse a la fuga.

 

 

http://www.europasur.es/article/algeciras/2200606/condenados/dos/inviduos/uno/ellos/guardia/civil/por/delito/contra/la/salud/publica.html

Las asociaciones de la Benemérita condenan la agresión en la frontera

AUGC critica el “desamparo institucional” en Barrio Chino y AEGC lamenta el “atentado contra la autoridad”. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) mostraron ayer su condena a los hechos que se dieron ayer en el paso de Barrio Chino, donde dos agentes de la Benemérita fueron agredidos con un patinete al intentar arrestar a un individuo en busca y captura.

De hecho, desde AUGC aseguraron a El Faro que los efectivos, en este paso, viven una situación de “desamparo institucional” ante estos casos, dado que es “muy difícil” detener o identificar a personas a causa de la facilidad que tienen de escabullirse y cruzar la frontera hacia Marruecos.

Por otro lado, desde AEGC tachan lo ocurrido ayer de “atentado contra la autoridad” y piden una solución para este puesto fronterizo. De hecho, esta organización reitera su postura de querer eliminar el comercio atípico y abogan por mantener una actividad de este tipo, pero por las vías legales.

Además, esta asociación lamenta la facilidad que tuvo el agresor de ayer para huir y escapar de los guardias civiles, cruzando la frontera para evitar su arresto.

Por otro lado, desde AUGC se muestran firmes en su opinión de que las labores de intervenir en el orden en Barrio Chino no son de la Benemérita, que tiene el encargo de fiscalizar la mercancía. “El tiempo nos ha vuelto a dar la razón con la desgracia que le ha pasado a este compañero y amigo”, indican.

Esta asociación lamenta la “impunidad” con que cuentan “ciertos personajes” en el paso a la hora de cometer delitos. Asimismo, aboga por un comercio legal, que se realice con orden, al contrario de lo que dicen que es la situación actual. Un guardia civil herido en la mano hace 10 meses Ante lo acontecido ayer en el paso fronterizo de Barrio Chino, en el que dos guardias civiles resultaron heridos tras ser golpeados con un patinete al intentar arrestar a una persona que estaba en busca y captura, cabe destacar que hace diez meses, concretamente en marzo del pasado año, un agente de la Guardia Civil fue herido por accidente por un ‘gorrilla’ de este puesto.

Este efectivo de la Benemérita fue lesionado en la mano con un cúter cuando trababa de mediar en una discusión entre un ‘gorrilla’ y un porteador, que se desató a causa de que éste último se saltó la cola hacia el puesto.

La lesión fue tan profunda que casi alcanzó el hueso. El agente requirió asistencia médica de inmediato porque empezó a marearse y tuvo que ser trasladado al servicio de Urgencias del Hospital Comarcal. Allí, los médicos decidieron intervenir y le dieron 25 puntos de sutura en la herida.

Además, hace alrededor de dos años, otro agente recibió el impacto de una botella en la cabeza, con fuertes consecuencias y graves heridas. Este último acontecimiento dejó imágenes de sangre en el suelo en este paso. –

 

 

 

 

 

 

 

http://elfarodigital.es/melilla/sociedad/178077-las-asociaciones-de-la-benemerita-condenan-la-agresion-en-la-frontera.html#

El padre de un guardia civil asesinado en Palmanova recusa a la juez que investiga a Elizarán por lesa humanidad

José Antonio Sáenz de Tejada, padre de uno de los dos últimos guardias civiles asesinados por la banda terrorista ETA en el cuartel de Palmanova el 30 de julio de 2009, ha recusado a la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que investiga al etarra Aitor Elizarán por delitos de lesa humanidad relacionados con la comisión de cinco atentados, entre ellos el de su hijo, según informaron fuentes jurídicas.

El progenitor de Carlos Sáenz de Tejada, que falleció a los 28 años por el estallido de una bomba lapa adosada a su todoterreno, ha basado su incidente de recusación en la apariencia de parcialidad, la ruptura de igualdad de armas y la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva con la provocación de indefensión.

El recurrente denuncia que la magistrada dio instrucciones el pasado diciembre a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para que se personaran en el domicilio de Elizarán, después de que su abogada comunicara el día 11 de ese mes que su cliente estaba a disposición del juzgado, tras haber sido expulsado unos días antes por Francia.

José Antonio Sáenz de Tejada denuncia que este hecho no se puso en conocimiento de las partes personadas en la causa que se sigue contra el antiguo jefe político de ETA está procesado por lesa humanidad y critica que el juzgado tampoco esperó media hora a que los abogados pudieran personarse el pasado 15 de enero, cuando Elizarán se presentó voluntariamente en la Audiencia Nacional.

Por todo ello, esta parte interpuso el pasado viernes un incidente de recusación en el que solicitaba apartar del procedimiento a Lamela, que ha citado para este martes a Elizarán para tomarle declaración indagatoria y comparecer en una vistilla donde las partes podrán pedir su ingreso en prisión provisional u otras medidas cautelares en su contra.

Elizarán se presentó voluntariamente el pasado viernes en la Audiencia Nacional, de donde salió en libertad provisional con comparecencias quincenales en el juzgado más próximo a su domicilio. La magistrada ordenó retirarle el pasaporte y le prohibió abandonar el territorio nacional sin previa autorización judicial.

La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 dejó además sin efecto la orden de detención que fue cursada el pasado 5 de diciembre por el juez José de la Mata mientras se encontraba realizando funciones de guardia contra Elizarán, que había sido expulsado el día anterior por el país vecino tras cumplir su condena.

Según su auto, la situación «ha cambiado» desde entonces porque Elizarán ha comparecido voluntariamente en el juzgado y ha designado un domicilio a efectos de localización. Además, recordó que no se le había notificado la existencia de este procedimiento, ni había sido citado por el juzgado, por lo que «no puede afirmarse con rotundidad que la intención del mismo fuera sustraerse a la acción de la Justicia».

Cinco atentados

Elizarán fue procesado en octubre por el antecesor de Lamela, Juan Pablo González, junto a otros cuatro antiguos jefes dse ETA por lesa humanidad. Su sucesora en el Juzgado Central de Instrucción número 3 desgajó en diciembre la causa ante la ausencia de «nexos de conexidad» entre los distintos atentados investigados.

En concreto, Aitor Elizarán está procesado por lesa humanidad, delito que lleva aparejada la pena de prisión permanente revisable, por su participación en cinco atentados. En concreto, los cometidos contra el brigada del Ejército de Tierra Luis Conde, el empresario Ignacio Uria, el inspector de Policía Nacional Eduardo Puelles y los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá.

Elizarán estaba considerado el máximo responsable político de ETA cuando fue detenido, junto a su compañera Ohiane San Vicente, en Carnac (Bretaña francesa) en octubre de 2009. Además, era miembro del comité ejecutivo de ETA y el encargado de transmitir las instrucciones de la organización terrorista a la ‘izquierda abertzale’.

 

 

http://periodicodeibiza.es/noticias/baleares/2016/01/18/172419/padre-guardia-civil-asesinado-palmanova-recusa-juez-investiga-elizaran-por-lesa-humanidad.html

Dos mandos de la Guardia Civil apoyaron el permiso en el que se fugó el narco

Vicente L. S., de 53 años, engatusó al agente que lo custodiaba para que le dejara ir al baño y escapó por la ventana – Ya se fugó en otra operación en 2013

 

El narco que se fugó el pasado 5 de enero de casa de su madre, en Majadahonda (Madrid), obtuvo el permiso extraordinario para salir de prisión gracias, entre otras cosas, a un informe favorable firmado por dos mandos de la Guardia Civil de Madrid que su abogado entregó en mano al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que investiga la causa antidroga por la que el fugitivo, un asesor financiero de 53 años llamado Vicente L. S., permanecía en prisión provisional. Los firmantes son un teniente y un cabo, y al menos el primero de ellos pertenece a la unidad antinarcóticos del cuerpo, según afirmaron a Levante-EMV fuentes conocedoras de la existencia de ese escrito.

Las mismas fuentes explicaron que el juez recibió la petición de excarcelación junto con el informe, que no había sido solicitado a través de ningún juzgado. Además, la junta de tratamiento de la prisión de Navalcarnero (Madrid), donde Vicente L. S. estaba recluido a la espera de juicio, también apoyó la salida de prisión para que el reo pudiese ir a visitar a su madre en Reyes, alegando que estaba enferma.

Este diario no ha podido confirmar si la mujer estaba o no en el domicilio cuando el presunto traficante llegó custodiado por dos guardias civiles. Quien sí estaba es la esposa de Vicente, una mujer de origen brasileña que a punto ha estado de ser detenida ante la sospecha de que hubiese participado en el plan de fuga de su marido.

Según las fuentes antes citadas, tras un desayuno de leche y galletas, Vicente entabló una amigable conversación con uno de los agentes, con quien al parecer compartía pueblo de procedencia. En un momento determinado, sobre las 10.20 horas, pidió a los agentes ir al baño con urgencia. Los guardias se lo permitieron, aunque le pidieron que dejase la puerta entreabierta.

Fue suficiente. Cuando habían pasado ya más minutos de los razonables para una visita al baño, los agentes llamaron y no obtuvieron respuesta. Entraron pistola en mano, pero ya era tarde: la ventana abierta del baño era testigo mudo de que Vicente había saltado y huido sin que hasta el momento haya sido localizado.

Experto en fugas
El juez Andreu ha abierto una investigación para depurar responsabilidades por la fuga que a todas luces estaba planificada, por lo que todo apunta a que ése fue el motivo real de que solicitase el permiso para ver a su madre.

Al parecer, el asesor financiero, que tenía despacho en Majadahonda, es un experto en el arte de huir de la policía. Ya lo hizo en enero de 2013, cuando agentes del EDOA de Valencia desplazados a Madrid lo perdieron en las inmediaciones de Atocha después de que saltara un muro y escapase.

Meses más tarde fue apresado en un supermercado de la capital madrileña tras una intensa investigación y pese a que había cambiado por completo de aspecto físico hasta el punto de no parecerse en nada al hombre buscado.

Vicente L. S. tiene pendientes dos juicios. El primero, por la importación de 424 kilos de cocaína llegados al puerto de Valencia el 28 de diciembre de 2012 en un contenedor con carbón vegetal decomisado días después en Humanes (Madrid) –fue trasladado el pasado octubre a la Audiencia de Valencia para la vista oral, pero ésta se suspendió por la incomparecencia de dos acusados– y el segundo, por la llegada de otros tres contenedores más con cocaína –uno aprehendido en marzo de 2014 en Valencia con 123 kilos, otro el 30 de abril en Cádiz, con otros 105 kilos, y otro más en el puerto gaditano un mes más tarde, el 30 de junio, que escondía en su interior 378 kilos de droga–, causa que instruye el juez Andreu.

 

 

 

 

 

 

 

 

http://www.levante-emv.com/sucesos/2016/01/19/mandos-guardia-civil-apoyaron-permiso/1367533.html