COMUNICADO CONJUNTO DE LAS ASOCIACIONES PROFESIONALES TRAS LA REUNIÓN CON EL DIRECTOR GENERAL

ASOCIACIONES

Tras la reunión mantenida por las Asociaciones Profesionales Representativas con el máximo responsables de la Dirección General de la Guardia Civil sobre la negociación abierta para conseguir la equiparación salarial con los cuerpos policiales de las comunidades autónomas, las asociaciones profesionales representativas en unidad de acción trasladamos al colectivo la siguiente información.

La Administración ha llevado a la mesa de negociación una oferta de 600 millones de euros a repartir entre los dos cuerpos en tres años. La oferta de la anterior reunión fue de 552 millones a repartir en el mismo periodo.

Según la propuesta de reparto de esa cantidad que nos ha transmitido la Administración sería:

  1.  Primero descontar de esa cantidad de 600 millones de euros los 65-70 millones de euros para corregir el desfase de CES entre Policía Nacional y Guardia Civil que se viene arrastrando desde 2007.
  2.  En segundo lugar repartir proporcionalmente entre ambos cuerpos en relación al número de efectivos. Esta proporción nos da un porcentaje de reparto de 55% para Guardia Civil y 45% para Policía Nacional.

El periodo de tiempo en el que se percibirían esas cantidades serían tres años.

No está asegurado que la diferencia de CES de Guardia Civil con respecto a Policía Nacional de 65-70 millones de euros se percibiese el primer año 2018 o se repartiría entre los tres años.

Tampoco está asegurado que el 8% de subida salarial prometida a todos los funcionarios por el Ministerio de Hacienda sea compatible con esta propuesta y por tanto no se aplique al colectivo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

La Administración calcula esta cifra de 600 millones de euros como coste de la equiparación partiendo del coste medio de un Policía Nacional con respecto a los Mossos de Escuadra y multiplicándolo posteriormente por el número de efectivos sumando Policía Nacional y Guardia Civil.

El coste medio de un Mosso de Escuadra es de 38.044,17 euros anuales y el diferencial anual con un Policía Nacional es de 3.508,16. Nos ha sorprendido que el Director General de la Guardia Civil ya no habla de equiparación salarial sino de un “incremento salarial importante”, cambiando el discurso que desde el primer momento ha mantenido el Ministerio del Interior, ya que tanto el Secretario de Estado de Seguridad como el Ministro del Interior se han comprometido a la equiparación salarial siempre que su coste fuera inferior a 1.500 millones de euros.

Este compromiso lo adquirió el Ministro Zoido en los consejos de personal de la Guardia Civil y la Policía Nacional el pasado día 16 de enero de 2018 convocados de forma extraordinaria al efecto. Las Asociaciones Profesionales Representativas hemos demostrado a la Administración con datos objetivos que no han sido rebatidos, que la equiparación salarial cuesta muchísimo más, alcanza una cantidad muy próxima a los 1500 millones de euros entre ambos cuerpos.

Por tanto, consideramos que la oferta de 600 millones de euros en tres años es una mera actualización de salario y no una verdadera equiparación.

En los puntos que trasladamos a continuación hacemos un resumen de nuestra postura general:

  1.  Los PGE de 2018 deben incorporar una partida presupuestaria para la equiparación salarial de Policía Nacional y Guardia Civil con las policías autonómicas de 500 millones de euros y otra entre 65-70 millones de euros para la previa equiparación entre la Guardia Civil y la Policía Nacional que supone la diferencia de CES que se arrastra desde 2007.
  2.  El acuerdo debe recoger además de esta partida inicial del punto 1º otra igual de 500 millones de euros para 2019 y en 2020 el resto hasta completar la equiparación. Creemos que este acuerdo plurianual para la equiparación salarial debe incorporarse al articulado de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018.
  3.  El reparto de esta cantidad inicial debe ser lineal en 2018, debe incluir al personal en reserva y por tanto residenciarse en el Complemento Específico General.
  4.  Rechazamos el cómputo del coste medio por efectivo que propone la Administración al no reflejar fielmente la diferencia real entre efectivos policiales que realizan el mismo trabajo. Y lo hacemos porque la cifra de 600 millones de euros ofrecida está calculada con el coste medio de un Policía Nacional comparado con un Mosso (3.508) cuando la diferencia del coste medio anual de un Guardia Civil con un Mosso es de 7.200 euros anuales.
  5.  Creemos en una equiparación justa, por eso hemos presentado a la Administración un cálculo de la equiparación comparando puesto a puesto el Cuerpo de Mossos de Escuadra y los puestos de trabajo equivalentes de Policía Nacional y Guardia Civil obteniendo las diferencias brutas anuales en cada uno de los empleos y categorías en relación con sus puestos de trabajo cumpliendo así la máxima de la equiparación salarial: “mismo trabajo mismo sueldo”.

El saldo resultante se acerca mucho a los 1500 millones de euros.

Este método de cálculo es mucho más ajustado y refleja fielmente las diferencias retributivas entre la Policía Autonómica Catalana y la Guardia Civil.

Por último, denunciamos la postura obstruccionista de la Dirección General de la Guardia Civil que no ha aportado hasta el momento datos numéricos a las asociaciones sobre las retribuciones del personal dificultando enormemente su trabajo de comparación.

Se nos pide demostrar a la administración la diferencia de salario pero se nos ocultan datos que solo la propia administración conoce con exactitud, aun así hemos llegado a una cifra cercana a los 1500 millones de euros que no ha sido desmentida por la Administración.

Hemos pedido que la próxima reunión se mantenga con el Ministro del Interior y de forma urgente para que nos aclare si sigue manteniendo su compromiso de equiparación salarial adquirido en los consejos de personal de Policía Nacional y Guardia Civil o ha cambiado de postura.

La negociación acaba de comenzar y queremos trasladaros un mensaje de confianza, saber que no hemos llegado hasta aquí para conseguir una simple actualización de salario. Nos merecemos la equiparación salarial total y vamos a por ella con determinación, porque nuestro trabajo lo vale.

Lo ofrecido no se acerca al objetivo perseguido, por eso guardias civiles y policías nacionales continuaremos realizando las acciones necesarias para conseguir una verdadera equiparación salarial pues no vamos a permitir este engaño.

¡Todos juntos vamos a conseguirlo!

La Guardia Civil concluye que el Govern diseñó un Ejército para “defenderse” de España

Un informe sopesó implantar el servicio militar obligatorio, pero lo descartó por su “imagen negativa” en Cataluña

Mossos y policías discuten a las puertas del instituto Can Vilumara de L'Hospitalet de Llobregat.Mossos y policías discuten a las puertas del instituto Can Vilumara de L'Hospitalet de Llobregat. Quique García EFE

La Generalitat diseñó la creación de un Ejército “destinado a la defensa de la República” tras la declaración de independencia, tal como indica un informe de la Guardia Civil entregado al juzgado número 13 de Barcelona. Esas fuerzas armadas debían servir para “prevenir, entre otros riesgos, los que podrán provenir del Estado español”, interpretan los agentes tras examinar con detalle los 20.515 correos incautados a Lluís Salvadó, exsecretario catalán de Hacienda y número dos de Oriol Junqueras.

Uno de esos correos, enviado semanas antes de la consulta ilegal del 1-O, contiene un documento titulado La seguridad de la República catalana. Allí se plantea el modelo de defensa del nuevo Estado y se subraya que el debate en ese punto es “urgente”.

El documento subraya que hay “mucha incertidumbre sobre cómo se comportará el Estado español” durante lo que denomina “periodo de transición”. Sus autores admiten que, durante algunos años, Cataluña necesitará que “otro Estado le dé protección de manera temporal”. El trabajo, remitido por Salvadó a Vicepresidencia, también valora la posibilidad de implantar una mili en Cataluña. Pero acaba descartando esa opción. “El servicio militar obligatorio tiene una imagen muy negativa entre los catalanes debido a la asociación mental que se hace con el Ejército español”. El texto se pregunta, además, “qué hacer” el día después de la independencia con “los 7.000 agentes” de la Policía y la Guardia Civil desplegados en Cataluña.

Los agentes creen que 53 de esos correos son “de interés” para la investigación sobre el referéndum ilegal del 1 de octubre que lidera el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona. Los documentos son una prueba más de que el Gobierno catalán “estaba llevando a cabo un proceso” que tenía como “única finalidad” la declaración unilateral de independencia.

Los correos revelan las estrategias del Govern para alcanzar la independencia. Esas medidas tratan de “impedir o desvirtuar” las que adopta el Gobierno para frenar el desafío. “La estrategia consiste”, sigue el informe de la Guardia Civil, en “declarar la independencia por la vía de la secesión”, lo que lleva el Gobierno catalán a “estudiar las diferentes situaciones que le permitan continuar en la Unión Europea”. Para el caso de que esto último no sea posible, los correos también indican que la Generalitat estaba preparando una alternativa: formar parte de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA). Así consta en un informe elaborado, en mayo, por Sergio Martínez, asesor en asuntos económicos del Parlamento Europeo.

“La declaración de independencia estaba tan conseguida y sería sin duda efectiva que incluso habían diseñado la portada de lo que serían los presupuestos de 2018”, remacha la Guardia Civil. En un correo de junio de 2017, a Salvadó le llegan dos ejemplos de portada de los presupuestos; en uno aparece un puente de diseño; en otro, la silueta de un pueblo. “La segunda página supuestamente es Pineda. Que alguien lo compruebe”, le escribe una asistente. En otro correo, de mediados de septiembre, Salvadó recibe una lista de leyes y decretos de transitoriedad que debían ser aprobados inmediatamente después de la declaración de independencia.

Fuente: www.elpais.com

 

La Guardia Civil desarticula una organización criminal y desmantela un cultivo de 12.000 plantas de marihuana

Hay 5 personas detenidas de origen chino, por delitos contra la salud publica, defraudación de agua y fluido eléctrico, además de pertenencia a organización criminal
Se han realizado 2 registros en la localidad valenciana de Chiva, donde se han incautado droga y efectos valorados en 7 millones de euros
Con esta operación se ha conseguido la mayor incautación de plantas de marihuana en la provincia de Valencia

La Guardia Civil, en el marco de la Operación “GREENBOARD”, desarrollada en la provincia de Valencia, ha desmantelado una organización criminal y detenido a sus 5 integrantes todos varones de nacionalidad china y  de edades comprendidas entre los 28 y 53 años, a los que se les imputan en distinto grado de implicación los delitos de organización criminal, contra la salud pública por cultivo, elaboración y tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y de agua.

En los registros llevados a cabo en la localidad de Chiva (Valencia),  han sido intervenidas 11.863 plantas de marihuana, cuyo peso ronda los 1200 kilogramos, y han sido aprehendidos 25 kilos de marihuana seca envasada en paquetes al vacío y dispuestos para su envío, distribución y consumo.

Los agentes de la Guardia Civil encontraron un sofisticado sistema para la producción de marihuana compuesto por generadores de electricidad, climatizadores, extractores de aire, filtros, lámparas de alta potencia, ventiladores, transformadores, productos específicos para el cultivo, sistemas de alarma, estaciones meteorológicas y una gran cantidad de herramientas y material que conformaba la infraestructura que hacía posible  que los cultivos de marihuana de las naves mantuvieran unas condiciones de humedad y temperatura óptimas para el cultivo intensivo en interior de esta droga, con un elevado poder de producción.

Esta operación supone la mayor incautación de marihuana en la provincia de Valencia. El total de los efectos intervenidos tendría una valoración económica de más de 7 millones de euros.

Las investigaciones comenzaron a finales del pasado noviembre, cuando los agentes de la Guardia Civil de Chiva tuvieron sospechas que varias naves de un  polígono industrial de esa localidad se estuviesen utilizando como laboratorio clandestino de marihuana.

Estas naves industriales se ubicaban en zonas poco transitadas por personas y vehículos, con un pequeño número de empresas y situada en un lugar tranquilo para pasar desapercibido a terceros.

Utilizaban velas para evitar ser detectados

Para evitar ser descubiertos los detenidos, durante sus desplazamientos por el interior de la nave, permanecían continuamente con las ventanas y puertas cerradas, las luces apagadas,  guiándose en la oscuridad por toda la nave con varias velas encendidas y sin hacer ningún tipo de ruido que pudiera delatar su presencia desde el exterior.

Se ha detenido al ciudadano chino que lideraba la organización desarticulada. Esta persona controlaba la producción de las plantaciones, coordinaba las funciones de cada miembro de la banda, siendo el único individuo que hablaba y entendía el castellano de todos los detenidos,  regentando una de las naves industriales registradas.

Escalones especializados dentro de la organización

Los miembros de la organización estaban altamente especializados y cada uno tenía un rol definido y se dividían en «conseguidores», «montadores», «cultivadores» y «cuidadores».

El conseguidor era la persona que se dedicaba en exclusiva a localizar por toda la geografía inmuebles en alquiler que reunieran las condiciones adecuadas para el fin que buscaba la organización, en particular naves en polígonos industriales con poca actividad.

Los montadores eran los miembros de la organización especializados en el montaje de la instalación necesaria para el acondicionamiento de las plantaciones una vez formalizado el contrato de alquiler.

Estas personas trabajaban intensivamente para preparar toda la infraestructura en pocos días y evitar así llamar la atención en exceso.

Una vez la infraestructura estaba lista, varios miembros de la organización, los cultivadores, con productos para el abono de primera calidad y elevado coste, se encargaban de la manipulación de las semillas, macetas y de la tierra necesaria para las plantas de marihuana además de que supervisaban frecuentemente el estado de la plantación.

Los cuidadores, por su parte, contaban con conocimientos avanzados en el cultivo y la manipulación genética del cannabis con el fin de que no desprendieran el fuerte olor característico a cannabis, siendo de olor inocuas y eran los responsables en cada plantación de custodiar y evitar robos así como de cuidar las plantas hasta que alcanzaban el estado óptimo para su recolección y secado. Estas personas eran el escalón más bajo de la organización y durante todo el proceso permanecían en el interior de los inmuebles sin abandonarlos.

Así, ciudadanos chinos en situación irregular en España hacían de jardineros: unos sólo regaban las plantas, otros con conocimientos en cultivos plantaban, cosechaban y pelaban los cogollos y otros preparaban la sustancia estupefaciente para su venta.

Finalmente, una vez recolectada la marihuana destinada al consumo, se realizaba el secado dentro de la misma nave en otra estancia acondicionada a tal fin.

La Guardia Civil desarticula una organización criminal y desmantela un cultivo de 12.000 plantas de marihuana

Defraudación de fluido eléctrico y de agua

Los miembros de la organización estaban defraudando el fluido eléctrico ya que habían manipulado los sistemas  eléctricos para no tener que hacer frente al alto coste de las facturas.

La corriente eléctrica era suministrada a las propiedades de forma ilícita, realizando los enganches mediante manipulaciones de anulación de los contadores, lo defraudado podría ascender a los 80.000 €.

El entramado eléctrico instalado para el crecimiento de las plantas, se pudo comprobar que estaba conectado con la línea de distribución, y que estaba preparado para que funcionara la mitad de la instalación cada 12 horas.

Una de las naves industriales registradas contaba con “un sofisticado circuito ilegal eléctrico”, así como con una red de extractores, aire y filtros de carbono “para eliminar los olores de la plantación”. Contaban con sistemas novedosos para evitar olores consistentes en la realización de sofisticadas obras con creación de ventanas y puertas selladas con poliuretano.

De haberse puesto en funcionamiento a la vez, toda la instalación podría haber dañado parte de la línea de distribución, afectando a parte de la población de Chiva, lo que hace ver la cantidad de energía que demandaba.

También realizaron un enganche ilegal a la red de agua que necesita este tipo de cultivos  practicando una excavación en el interior de la nave industrial.

Estos invernaderos usan métodos hidropónicos -sistemas para acelerar los cultivos con disoluciones minerales en vez de suelo agrícola-, de manera que a lo largo del año ofrezcan hasta cuatro cosechas diferentes.

La operación ha sido desarrollada por la Guardia Civil de Chiva. Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado nº 2 de Requena (Valencia).

separadorFuente: www.guardiacivil.es

Detenido en Elche (Alicante) un ciudadano español que enaltecía en redes sociales atentados del ISIS: “Dios bendiga a Alá, matar a todos los cruzados de este bendito planeta”

El detenido llevaba 10 años sin salir de su casa y mostraba con su familia una falta de afectividad total
Se burlaba de las víctimas de los atentados de Barcelona y consideraba “héroes” a los mártires de la Yihad islámica

Agentes del Servicio Información de la Guardia Civil han detenido en Elche (Alicante) a J.J.T.H, de 30 años de edad, como presunto autor de un delito de colaboración con el grupo terrorista DAESH, que se dedicaba a enaltercer en las redes sociales atentados terroristas perpetrados por el ISIS y consideraba unos héroes a todos los mártires de la “Yihad” islámica.

El detenido, que llevaba prácticamente 10 años sin salir de su casa, humillaba a las víctimas de esos atentados y llegó proclamar en uno de sus mensajes, escrito con faltas de ortografía: “Dios bendiga a Alá, matar a todos los cruzados de este bendito planeta. El fin de los infieles va a pasos agigantados”.

Además, se mofaba de los que “perdieron las piernas” en uno de los atentados de Londres, consideraba unos “héroes” a todos aquellos que se unen a la “Yihad contra los Cruzados occidentales” y aplaudía los atentados terroristas cometidos “contra el corrupto Estado Cruzado”.

Esta situación no pasó inadvertida para los investigadores de la Guardia Civil, que siempre realizan una tarea de “ciberpatrullaje” permanente para detectar cualquier actividad relacionada con el terrorismo en internet.

El presunto terrorista, que también se burló de las víctimas de los atentados de este verano en Barcelona y Cambrils, dejó los estudios a los 16 años y nunca ha trabajado.

Falta total de afectividad

Esa falta de actividad le ha hecho perder buena parte de su masa muscular. Según los investigadores, mostraba una falta de afectividad total con su familia, a la que ni siquiera dirigía la palabra.

Con los agentes que practicaron el registro de sus pertenencias, el detenido se mostró igualmente altivo, trasladando su desprecio y con una ausencia total de preocupación por las consecuencias de sus acciones, dando a entender que era algo que esperaba.

Fuente: www.guardiacivil.es