Un doctor ingeniero demuestra que la Guardia Civil comete graves errores en la investigación de accidentes de Tráfico

Tras analizar 180 siniestros ha detectado fallos claros. Uno de ellos, en el siniestro mortal en el que se vio involucrado Ortega Cano

Se llama Juan José Alba y es doctor ingeniero industrial. Lleva 24 años trabajando en la Universidad de Zaragoza y está especializado en seguridad vial. Ahora se ha movilizado para demostrar que la Guardia Civil de Tráfico comete fallos relevante en atestados sobre accidentes de tráfico ocurridos en las carreteras españolas. En uno de ellos, la mortal colisión de Ortega Cano, ha podido probar que la investigación no se realizó de forma correcta.

Alba habla de “muy graves errores técnicos” en algunos informes que elabora la fuerza instructora, es decir, las unidades de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil dedicadas a los atestados en carretera. En concreto, el ingeniero ha analizado 180 siniestros y ha descubierto errores de bulto en varios de ellos.

“Hemos comprobado, además, que el conductor se ve indefenso, porque en los juicios siempre se da la razón a lo que sostiene la Guardia Civil”, explica a El Confidencial Digital el investigador de la Universidad de Zaragoza. El Observatorio contra la Corrupción (OCC) ha intervenido para ayudar a destapar este caso de graves irregularidades que afecta a la DGT.

El caso del accidente de Ortega Cano

Uno de los accidentes en los que Alba ha demostrado que han existido errores de bulto en la investigación es el siniestro en que se vio involucrado el ex torero José Ortega Cano. Ocurrió en una carretera secundaria de Sevilla el 28 de mayo de 2001, y en el suceso perdió la vida una persona, Carlos Parra.

Esto es lo que ha podido descubrir, en relación al atestado que elaboró en ese casi el Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT) de la Guardia Civil, considerado como la élite en investigación de siniestros en carretera:

— El accidente afectó a un Mercedes Benz R320 CDI y un Seat Altea 1.9 D. El equipo investigador de la Universidad de Zaragoza realizó su propia toma de datos y dispuso, además, de todos los documentos obrantes en autos, incluidos los informes de lesiones y autopsia correspondientes a los dos conductores.

— La fuerza instructora del atestado pone de manifiesto que el valor del coeficiente de restitución entre los vehículos adquiere un valor c = 0, 002, es decir, que la velocidad relativa de aproximación de los vehículos antes de la colisión debería ser 500 veces superior a la velocidad relativa de separación tras la colisión. Si este hecho fuera cierto, se llegaría a la conclusión de que, tras el accidente, el turismo Seat Altea 1.9 D debería alejarse del turismo Mercedes Benz R320 CDI con una velocidad relativa de 0,35 km/h. Sin embargo, la fuerza instructora del atestado también establece en su informe que la velocidad de separación del turismo Mercedes Benz R320 CDI era de 63,8 km/h, siendo de 38,7 la correspondiente al turismo Seat Altea 1.9 D, lo que se traduce en una contradicción.

— La clasificación de daños de la colisión (CDC) es un código compuesto por siete caracteres alfanuméricos. En el informe técnico elaborado por la fuerza instructora se muestra la clasificación de daños de la colisión para cada uno de los dos vehículos afectados. En ambos casos, el código asignado es 11FYEW5, cuyo desglose es:

a) 11. Dirección de la fuerza principal de impacto según criterio de sectores horarios.

b) F. Área proyectada que contiene la deformación, en este caso el plano frontal.

c) Y. Daño localizado en la zona central e izquierda del frontal del vehículo.

d) E. Daños situados -en altura- por debajo de la línea del cinturón de seguridad.

e) W. Área de impacto extensa.

f) 5. Profundidad del daño que, en este caso, queda referido hasta el punto de la base del parabrisas.

En el informe técnico elaborado por los agentes se cambian los valores y pasa a asignar código 11FYEW4 para el turismo Mercedes Benz R320 CDI, y el código 11LYEW7 para el turismo Seat Altea 1.9 D. Para el Mercedes Benz, el código CDC sólo cambia en su séptimo carácter, pasando de 5 a 4, lo que significa que se ha rebajado la profundidad del daño.

Para el Seat Altea, el cambio del carácter F al carácter L significa que el área proyectada que contiene la deformación se identifica más claramente con el lateral izquierdo, y no con el frontal. Al producirse este cambio, el carácter Y pasa a significar que el daño se localiza en la parte central y anterior del lateral del vehículo. Por su parte, el séptimo carácter adquiere un valor de 7 que indica que la profundidad del daño alcanza –lateralmente- más allá del plano de simetría longitudinal del vehículo.

Se utilizó un coche diferente en la simulación

El profesor universitario denuncia que en la simulación del accidente llevada a cabo para elaborar el informe técnico, la Guardia Civil realizó cálculos con un coche que no era el que conducía Ortega Cano.

En concreto, utilizaron un Mercedes S420 como fuente de datos para realizar los cálculos correspondientes. Sin embargo, el vehículo del ex torero era un Mercedes Benz R320 CDI.

Mientras la Benemérita considera que este hecho es “irrelevante”, el ingeniero industrial sostiene que son dos vehículos diferentes que tienen diferentes coeficientes de rigidez. Las conclusiones del informe oficial, por tanto, no son precisas.

Vea a continuación una imagen de la investigación del profesor Alba en la que se pueden ver las diferencias entre el coche de Ortega Cano y el que empleó la Guardia Civil para sus mediciones:

 

 

http://www.elconfidencialdigital.com/vivir/Guardia-Civil-investigacion-accidentes-Trafico_0_2565343461.html

Gibraltar dice que la Guardia Civil fue “irresponsable” en el incidente

El Gobierno de Gibraltar, en relación al incidente ocurrido el pasado viernes entre barcos gibraltareños y la Guardia Civil, aseguró ayer mediante un comunicado que fue una actitud “peligrosa e irresponsable” por parte de las fuerzas de seguridad española.

“Fue también un serio desafío a la soberanía británica. En las últimas semanas helicópteros españoles han sobrevolado tierra gibraltareña, se han producido disparos por parte de oficiales del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) y ahora embarcaciones de recreo han sido acosadas e impactadas por una embarcación de la Guardia Civil”, señala el gobierno gibraltareño en su comunicado.

Asimismo, sugiere que la situación en la mar causada por las incursiones ilegales de los buques del Estado español es cada vez peor, al contrario de las seguridades dadas por Madrid antes de la visita del primer ministro británico.

El ministro principal, Fabian Picardo, y el viceministro principal, Joseph García, también se reunieron con uno de los pescadores gibraltareños que estaban a bordo de la embarcación de recreo y con miembros de la familia de la otra embarcación. “Todos son, sin duda, ciudadanos respetuosos con la ley”, aseguran las autoridades gibraltareñas.

Por último, el gobierno “elogia la respuesta rápida de la Royal Police y del Servicio de Aduanas”, concluyen.

 

 

 

 

http://www.europasur.es/article/gibraltar/2112422/gibraltar/dice/la/guardia/civil/fue/irresponsable/incidente.html

Un activista encadenado en Tordesillas denuncia a la Guardia Civil de intento de asesinato por no haberlo desalojado

«El toro me ha pasado al lado. Sabían perfectamente que estaba atado y han salido corriendo», denuncia el murcianno Adrián Sánchez

De entre la multitud de activistas que ayer se acercaron hasta Tordesillas para protestar por la celebración de El Toro de la Vega, destacó la presencia de Adrián Sánchez. Este murciano encadenó su cuello a una señal de tráfico que estaba en medio del recorrido por el que transitaría el toro Rompesuelas y lanzó la única llave que lo abría a las profundidades del río Duero. Así pretendía la paralización de este torneo medieval en el que cientos de muchachos con lanzas afiladas persiguen a un toro hasta darle muerte. Pero los responsables de la seguridad del evento entendieron que tanto Adrián como el resto de activistas estaban allí por su propia iniciativa, conscientes de a lo que se exponían, y dieron el visto bueno a que se soltase al animal.

Muchos activistas animalistas denunciaron que las fuerzas del orden no los habían desalojado. Una de las voces más críticas fue la del propio Adrián, quien juzgó con dureza la actuación pasiva de la Guardia Civil, llegando a acusarlos de intento de asesinato. «El toro me ha pasado al lado. Sabían perfectamente que estaba atado y han salido corriendo cuando lo han visto. Han soltado al toro conmigo atado. Es un intento de asesinato», recogieron las cámaras de Telecinco.

Una vez muerto el toro, el activista fue liberado por los bomberos, aclamado como un héroe por el resto de los activistas allí concentrados y silbado por los defensores del torneo.

Adrián, ataviado con una camiseta con la bandera de España y un toro estampados en el pecho para no levantar sospechas entre los vecinos, consiguió acceder hasta ese punto del circuito tras haberse ganado la confianza de los vecinos, plantándose en la localidad vallisoletana bañada por el Duero un par de días antes del torneo, vendiéndose como un mozo dispuesto a alancear a Rompesuelas y llegando a fotografiarse con el alcalde de Tordesillas.

 

 

 

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2015/09/16/activista-encadenado-tordesillas-denuncia-guardia-civil-intento-asesinato-haberlo-desalojado/00031442396492123805828.htm

Un guardia civil lesionado tras un choque con una embarcación de la Policía de Gibraltar

Nuevo incidente en aguas en torno al Peñón, con versiones diferentes de España y Gibraltar

Un guardia civil resultó con lesiones leves el pasado viernes, cuando una embarcación de la Policía de Gibraltar golpeó el costado de la lancha en la que la Benemérita perseguía a un barco con bandera gibraltareña al que había detectado haciendo faenas de pesca ilegal, según indicaron fuentes diplomáticas españolas a ABC.

Según esas fuentes, el incidente se produjo cuando la Guardia Civil, que realizaba sus labores rutinarias de vigilancia, vio al citado barco pescando atún rojo en aguas cerca de Gibraltar, en una zona en la que está prohibido. Al tratar de interceptarlo, el barco emprendió la huida en dirección al Peñón, momento en que aparecieron varias embarcaciones de la Policía gibraltareña, que obstaculizaron la operación.

En esa huida –aseguraron las citadas fuentes- una de las embarcaciones de la Policía de Gibraltar golpeó en el costado a la lancha de la Guardia Civil, lo que provocó que uno de los agentes sufriera lesiones de carácter leve. Mientras, el barco consiguió escapar.

Esta versión difiere sensiblemente de la difundida en un comunicado por el Gobierno de Gibraltar, que asegura que, según los informes de que dispone, «dos agentes de la guardia civil golpearon con una lancha semirrígida (RHIB) dos embarcaciones de recreo gibraltareñas». Añade que «la Guardia Civil embistió de nuevo las embarcaciones incluso cuando un agente de la Policía Real de Gibraltar (Royal Gibraltar Police) y un agente de las Aduanas gibraltareñas se encontraban a bordo de sendas embarcaciones».

El comunicado subraya que el incidente se produjo en lo que califica de «aguas territoriales británicas de Gibraltar», es decir las que rodean el Peñón y que España no reconoce como tales.

Los incidentes de este tipo entre embarcaciones oficiales españolas y británicas son muy frecuentes en esas aguas, ya que España considera que son de su soberanía y puede actuar en ellas, mientras Gibraltar califica de incursión cada vez que un barco español entra en las mismas.

Sólo un día antes, el jueves pasado, según las fuentes españolas, la Policía gibraltareña impidió la detención por el Servicio de Vigilancia Aduanera de dos embarcaciones sospechosas de estar realizando contrabando de tabaco, al interponerse en su persecución.

http://www.abc.es/espana/20150914/abci-guardia-civil-lesionado-201509142109.html

El BNG lleva al Congreso la obligación del uso del gallego por la Guardia Civil

Esta solicitud ha sido enviada después de que un vecino de Gondomar  que decidió llamar a la Guardia Civil para consultar la conveniencia de tramitar una denuncia por amenazas

Las diputadas del BNG en el Congreso, Rosana Pérez y Olaia Fernández Davila,  exigieron al Ministerio de Interior que adopte medidas para poner fin al “trato discriminatorio” de la lengua gallega por parte de la Guardia Civil. Esta solicitud ha sido enviada después de que un vecino de Gondomar  que decidió llamar a la Guardia Civil para consultar la conveniencia de tramitar una denuncia por amenazas de otro vecino con antecedentes penales, algo que hizo en gallego, fue sorprendido por la respuesta de un  agente que le ordenó hablar en español.

El afectado decidió personarse en el cuartel pero, según el BNG, tanto el comandante como el agente le exigieron hablar en español. “Incluso le indicaron que si deseaba que su denuncia fuese atendida en gallego, se debía dirigir a la Policía Local”. Para el Bloque, todos estos hechos constituyen una suma de “despropósitos” tanto por la “discriminación de la que fue objeto el denunciante como por la vulneración de unos derechos lingüísticos reconocidos por distintas normativas.

Por su parte,  la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra argumentó que el agente “no es originario de Galicia” y, por lo tanto, “carece de competencia lingüística en el idioma gallego”. Sin embargo, reconoce el derecho del reclamante “a utilizar el gallego” y la obligación de los agentes a atenderlo”, por lo que pide disculpas por lo sucedido.

 

http://www.laregion.es/articulo/galicia/bng-lleva-congreso-obligacion-uso-gallego-guardia-civil/20150914135308568341.html